Blog de Lipoesculturaweb: Rinoplastia cerrada: Otra forma de operar la nariz (post)

[ad_1]

La rinoplastia es una intervención muy agradecida con la estética de nuestro semblante y es que podemos terminar con multitud de inconvenientes y todo sin dejar cicatriz, esto es debido a la técnica famosa como rinoplastia cerrada.
Muchas son las personas que bien por un accidente o bien problemas médicos realmente serios, precisan someterse a esta intervención y conforme el caso, bien se optará por una rinoplastia abierta o por la técnica famosa como cerrada.
Con este procedimiento, podemos solventar muchos de los inconvenientes relacionados con la nariz, desde desviaciones de tabique, reducir la anchura de la nariz, o bien por servirnos de un ejemplo esa molesta giba (elevación que se sitúa en medio de la nariz) que hacen que su semblante sea un tanto más antiestético.
El paciente que decida someterse a este género de intervención debe comprender el funcionamiento de exactamente la misma y los resultados que se pueden conseguir, aunque es verdad que para operaciones muy difíciles o bien segundas intervenciones se acostumbra a decantarse por una rinoplastia abierta, con la cerrada, conseguimos disminuir al mínimo el impacto y se trabaja plenamente mediante los agujeros nasales, de esta manera el cirujano deben examinar nuestro caso, conocer nuestros objetivos y basándonos en ello, va a poder decantarse por la técnica más conveniente.

Desarrollo de la intervención de rinoplastia cerrada:

Si por último optamos por este género de cirugía, vamos a tener una buena nueva puesto que el inconveniente no va a ser demasiado grave, y sobre todo, algo que los pacientes valoran mucho, es que no va a existir cicatriz perceptible.
Se puede hacer la intervención con anestesia local y sedación, o bien general, puesto que debemos examinar así como el cirujano este tema, y en tal instante, enseñar nuestras preferencias, en tanto que hay gente que tiene temor a la intervención y prefiere estar dormido, o bien a la inversa, esto es que el temor sea a la anestesia.
El cirujano empezará a trabajar la zona aprovechando los agujeros nasales tanto las incisiones precisas, comocomo pulimentar cartílagos o bien hueso, se efectuará mediante exactamente los mismos, de este modo, el paciente no padece más tarde una cicatriz perceptible, y los resultados son muy satisfactorios.
Cuando hemos tratado toda la zona, y tras los efectos de la anestesia, el paciente continuará un tiempo variable en la clínica, de manera que se observará la evolución de la intervención.

Recuperación y postoperatorio de la rinoplastia cerrada:

Aunque es verdad que la rinoplastia es una intervención quirúrgica y como tal merece el reconocimiento y seriedad propios de cualquier cirugía, la restauración de esta intervención, y singularmente si se trata de la técnica cerrada, es bastante soportable.
Posiblemente conforme el grado de la intervención, se ponga una mascase en el ambiente del tabique nasal para resguardarlo a lo largo de los primeros días o bien semanas, y preservar la manera nueva, en el caso de que esta haya sido la finalidad de la intervención.
Su cirujano le recomendará dormir siempre y en todo momento con la cara cara arriba, a fin de que no se irrite la zona y poquito a poco reduzcan y desaparezcan la hinchazón y los hematomas. Si estos se alargasen demasiado en el tiempo, la mejor resolución que podemos tomar es ponernos en contacto con nuestro cirujano, que valore la situación y conforme el inconveniente que sea, tratarlo adecuadamente.
La reincorporación a la vida laboral, se generará ambiente a tres-cinco días, y los resultados terminantes los vamos a poder ver en su totalidad pasadas entre cuatro y seis semanas.

Diferencias entre la rinoplastia cerrada y abierta:

Es esencial conocer las diferencias entre las dos técnicas, a fin de que cuando nuestro cirujano valore nuestro caso, tengamos una base, comprendamos los motivos y podamos dialogar de forma enriquecedora.
La primordial diferencia es que con la rinoplastia cerrada, no hay una cicatriz exterior, algo que de producirse en la abierta.
La magnitud de las intervenciones es completamente diferente, siendo en la rinoplastia abierta considerablemente más graves los inconvenientes que en la cerrada.
Generalmente en la rinoplastia abierta se emplea anestesia general, en la cerrada se es considerablemente más flexible en la elección.
En la rinoplastia cerrada, se corren menos peligros que en la abierta, puesto que la técnica es menos compleja.
Cuando el cirujano decide emplear la rinoplastia abierta, tiene considerablemente más campo de visión y puede trabajar más en profundidad que en la cerrada.
En suma, la rinoplastia, en cualquiera de sus 2 métodos, puede ser la solución que busca en el caso de padecer algún inconveniente en su nariz, tanto estético como de salud, y indudablemente le animamos a que asista a un especialista, mas poniéndose siempre y en todo momento a cargo de profesionales de confianza.
Los resultados son muy satisfactorios, y muchos pacientes, llegan a aseverar que esta intervención estética a alterado su vida, suprimiendo complejos y vergüenzas, que muy frecuentemente pueden complicar las relaciones sociales si no tenemos suficiente auto-confianza, algo que no debería suceder jamás, y a lo que los avances médicos han puesto solución.
Si por último optamos por realizar un tratamiento, como puede ser la rinoplastia, en el que un profesional ha de estar presente para no tener sorpresas indeseadas en el momento de la restauración. En los centros y clínicas especializados encontraremos las instalaciones en las mejores condiciones con las que vamos a poder asegurarnos unos resultados satisfactorios. En el momento de contestar nuestras dudas o bien desvanecer nuestros miedos los profesionales nos van a mostrar su ayuda a fin de que nuestra seguridad.
Os invitamos a preguntar siempre y en toda circunstancia un especialista para conocer como es la mejor manera de conseguir un aspecto nuevo en nuestra nariz, saber si la rinoplastia abierta ofrece mejores resultados que la cerrada o bien si por contra somos los aspirantes ideales para este género de cirugía.
En dependencia del género de cirugía que precisemos los resultados cambiarán, mas no debemos preocuparnos por esta faceta, que le toca a nuestro cirujano.

Rinoplastia cerrada: Otra forma de operar la nariz cuatro.57 (noventa y uno y cuarenta y tres por ciento ) siete votes

[ad_2]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>