Blog de Lipoesculturaweb: Liposucción de papada (post)

La papada en nuestros días se puede solventar a través de una liposucción, mas a lo largo de bastante tiempo, aun hoy día, muchas son las personas que se abochornan de esta anti-estética acumulación de grasa bajo la barbilla, y por ende, procuran una solución a exactamente la misma. Cuando una persona padece un notable sobrepeso, es más propensa a manifestar este fenómeno.

La papada, es una cosa que no se oculta frecuentemente bajo ninguna prenda de vestir, y por consiguiente, hace que sea más embarazoso todavía, en tanto que la grasa amontonada en otras unas partes del cuerpo se disimula más de manera fácil con la indumentaria conveniente, ya esté localizada en brazos, piernas o bien el abdomen.Si deseamos solucionar nuestros inconvenientes con la papada, o bien con cualquier lugar donde se acumule la grasa localizada, debemos tener en consideración, que el antídoto más natural es una dieta equilibrada, tomar mucho agua, y hacer ejercicio de forma frecuente.

Mientras practicamos deporte, nuestro cuerpo quema más calorías que en reposo, y por tanto tarde que temprano va a tirar de las reservas de energía que nuestro cuerpo a ido formando, esto es, la grasa localizada, incluyendo la que se encuentra en la parte inferior de nuestra barbilla. Todavía de este modo, hay que reconocer que muy frecuentemente es algo bastante difícil de lograr (no podemos escoger de dónde abrasar nuestras reservas de grasa), y por esta razón bastante gente opta por asistir a su médico estético.

Remedios alternativos

¿Existen antídotos alternativos? Una pregunta de bastante difícil contestación.A menudo los pacientes que asisten a la consulta de un cirujano para una lipoescultura de papada, lo hacen pensando que esta es la única solución para extraer dicho tejido graso, mas en ciertos casos donde se halla en plena capacitación, o bien no es tan pronunciada como en otros, quizá el mejor antídoto podría ser realizar una dieta donde la ingesta calorífica fuera inferior al gasto que hiciesemos de esta, así, el paciente bajará de peso, suprimirá poquito a poco la grasa, y conseguirá prosperar su figura generalmente, incluyendo la papada.

En el en caso de que sea de un mayor tamaño, y no padezcamos un sobrepeso demasiado grave, esto es, que sencillamente nuestro cuerpo tienda a acumular la grasa en esta zona, posiblemente una intervención nos resuelva el inconveniente que tantos quebraderos de cabeza nos genera.

¿De qué manera es la intervención de una lipoescultura de papada?

Por regla general se efectuará con anestesia local, lo que para el paciente se traduce en que no es una operación demasiado difícil, y por tanto, ofrece calma y ayuda a suprimir los temores al quirófano.El cirujano, empezará la intervención con una pequeña incisión bajo la barbilla, lugar desde donde va a poder acceder a todo el cúmulo de grasa.

Gracias a una pequeña cánula desarrollada para esta clase de intervenciones donde los espacios son reducidos, se empezará a despegar la grasa, y la capacidad de absorción con la que se dota a dicha cánula, va a ser quien por último suprima el tejido graso, de esta manera, el procedimiento es afín al de cualquier género de lipoescultura.

Según el paciente y sus peculiaridades físicas como un cuello anchísimo, una barbilla pequeña, escasa tensión en los músculos de la zona, o bien la carencia de tirantez en la piel, posiblemente el cirujano, opte por tensar los músculos a través de puntos de sutura, como la supresión del exceso de piel si fuera preciso.

Tras acabar la intervención, el paciente empezará a sentir un pequeño dolor cuando poquito a poco se marchan diluyendo los efectos de la anestesia.Lo frecuente es pasar unas horas en la clínica, mas jamás alén de cuatro-cinco horas, de este modo el equipo médico puede valorar los resultados iniciales, y observar de producirse dificultades o bien reacciones en las primeras horas, que son las más esenciales para determinar si la operación ha sido triunfante o bien no.

Recuperación y vuelta a la normalidad tras una lipoescultura de papada

Poco a poco el paciente va a ir volviendo a la su vida rutinaria, mas con un esencial cambio, y es que va a haber desaparecido claramente ese lastre que se situaba bajo su barbilla en forma de papada.La restauración empieza con unas vendas o bien gasas que se ponen en la zona, para eludir el contacto con agentes externos, y la posible infección en las incisiones. De este modo el paciente ha de ser cauteloso en sus movimientos de cuello a fin de que no se resientan los puntos o bien la zona intervenida.

La vuelta a la vida laboral no acostumbra a hacerse aguardar alén de tres o bien cuatro días tras la operación, en cambio los hematomas propios de la intervención van a tardar ciertos días más en desaparecer por completo, en caso de que apreciásemos alguna anomalía o bien los hematomas no fueran disimulándose, debemos asistir a nuestro cirujano a que analice los motivos y nos recete los medicamentos convenientes para esta situación.Los resultados van a ser perceptibles con el tiempo, conforme se reduzca la hinchazón, lo que puede llevar múltiples semanas.

Lógicamente debemos continuar el tratamiento que el profesional nos aconseje puesto que si llegamos a interrumpirlo sin su supervisión podríamos crear alguna reacción negativa.Como conclusión la lipoescultura de papada puede solventar uno de los inconvenientes estéticos que más agobio y malestar genera debido a la complejidad de disimularlo sin pasar por quirófano.

Tras la intervención la mayor parte de los pacientes muestra una gran satisfacción y generalmente los resultados son buenísimos, consiguiendo suprimir la papada, afinar el cuello y logrando que el paciente se vea mejor.

Obviamente debemos buscar una clínica cualificada en la que el profesional que nos atienda tenga las cualidades suficientes para asegurarnos una operación triunfante sin miedo alguno a una posible complicación o bien a una mala operación por la parte del cirujano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>